Beneficios de la espinaca para curar enfermedades

beneficios para tu salud de las espinacas
Popeye definitivamente estaba en algo. La espinaca es un alimento súper cargado con toneladas de nutrientes en un paquete de bajas calorías.

Los colores verdes, frondosos y oscuros como la espinaca son importantes para la piel y el cabello, la salud de los huesos y proporcionan proteínas, hierro, vitaminas y minerales.

Los posibles beneficios para la salud de consumir espinacas incluyen mejorar el control de la glucosa en sangre en diabéticos, reducir el riesgo de cáncer, reducir la presión arterial, mejorar la salud ósea, reducir el riesgo de desarrollar asma y más.

BENEFICIOS DE LA ESPINACA PARA CURAR ENFERMEDADES


Manejo de la diabetes:


las espinacas para la diabetes

Las espinacas contienen un antioxidante conocido como ácido alfa-lipoico, que ha demostrado reducir los niveles de glucosa, aumentar la sensibilidad a la insulina y prevenir los cambios inducidos por el estrés oxidativo en pacientes con diabetes. Los estudios sobre el ácido alfa-lipoico también han mostrado disminuciones en la neuropatía periférica y / o la neuropatía autonómica en los diabéticos.

Ver también: Mejores alimentos saludables para la diabetes





Hojas de espinaca para tu salud


Es de notar que la mayoría de los estudios han utilizado ácido alfa-lipoico intravenoso y no está seguro de si la suplementación oral obtendría los mismos beneficios.

Prevención del cáncer con espinacas:



Espinacas y otras verduras verdes contienen clorofila, que ha demostrado ser eficaz para bloquear los efectos carcinógenos de las aminas heterocíclicas que se generan al asar los alimentos a alta temperatura.

Prevención del asma:


Los riesgos para desarrollar asma son más bajos en las personas que consumen una gran cantidad de ciertos nutrientes. Uno de estos nutrientes es beta-caroteno, de la cual la espinaca es una fuente excelente. Los albaricoques, el brócoli, el melón, la calabaza y las zanahorias también son ricas fuentes de betacaroteno.

También puedes ver: Remedios caseros para el asma


Baja la presión arterial: 



Debido a su alto contenido de potasio, se recomienda espinaca a aquellos con presión arterial alta para negar los efectos del sodio en el cuerpo. Una ingesta baja de potasio puede ser tan grande como un factor de riesgo en el desarrollo de la presión arterial alta como una ingesta alta de sodio.

Otros alimentos ricos en potasio incluyen patatas, tomates, habas lima y naranjas.

La vitamina K para los huesos



La ingesta baja de vitamina K se ha asociado con un mayor riesgo de fractura ósea. El consumo adecuado de vitamina K es importante para una buena salud, ya que actúa como un modificador de las proteínas de la matriz ósea, mejora la absorción de calcio y puede reducir la excreción urinaria de calcio.

Las Espinacas para el estreñimiento:



La espinaca es rica en fibra y contenido de agua, que ayudan a prevenir el estreñimiento y promueven un tracto digestivo saludable.

Piel y cabello saludables:


La espinaca es rica en vitamina A, que es necesaria para la producción de sebo para mantener el cabello hidratado. La vitamina A también es necesaria para el crecimiento de todos los tejidos corporales, incluyendo la piel y el cabello. Espinacas y otros vegetales de hojas altas en vitamina C son imprescindibles para la construcción y el mantenimiento del colágeno, que proporciona estructura a la piel y el cabello.



La deficiencia de hierro es una causa común de pérdida de cabello, que puede prevenirse mediante una ingesta adecuada de alimentos ricos en hierro, como espinacas.

Tambien te puede interesar: Alimentos que cuidan la piel y el cabellos.


Descomposición nutricional de las espinacas


Una taza de espinaca cruda contiene 27 calorías, 0,86 gramos de proteína, 30 miligramos de calcio, 0,81 gramos de hierro, 24 miligramos de magnesio, 167 miligramos de potasio, 2813 UI de vitamina A y 58 microgramos de folato.

La mayoría de las calorías en espinacas provienen de proteínas.

La espinaca es una de las mejores fuentes de potasio en la dieta, con un peso de 839mg por taza (cocida). Para comparar, una taza de plátano tiene alrededor de 539mg de potasio.

La falta de hierro en su dieta puede afectar la eficiencia de su cuerpo utiliza la energía. La espinaca es una gran fuente no hemo de hierro, junto con lentejas, atún y huevos.

La espinaca contiene aproximadamente 250 mg de calcio por taza (cocida), sin embargo, es menos fácil de absorber que el calcio de fuentes como los productos lácteos. La espinaca tiene un alto contenido de oxalato, que se une al calcio, considerando que no está disponible para su uso en nuestro cuerpo.

Cuando todo está dicho y hecho, nuestros cuerpos sólo pueden absorber alrededor del 5% del calcio en espinacas (alrededor de 12,5 mg por taza), mientras que la tasa de absorción de calcio en la leche es de aproximadamente 28% (300 mg de calcio en una taza de leche a un Nivel de biodisponibilidad del 28% proporcionaría 84 mg por taza).




La espinaca es también una de las mejores fuentes de magnesio, que es necesaria para el metabolismo energético, el mantenimiento de la función muscular y nerviosa, el ritmo cardíaco, un sistema inmunológico saludable y mantener la presión arterial. El magnesio también juega un papel en cientos de reacciones bioquímicas que se producen en el cuerpo.

Aquellos con trastornos digestivos, alcohólicos, adultos mayores y personas que toman medicamentos como los antibióticos y diuréticos tienen más probabilidades de tener una deficiencia de magnesio y deben consumir más hojas verdes.

La espinaca también contiene vitamina K, fibra, fósforo y tiamina.