La sal y su alto consumo afecta la salud

la sal y su alto consumo afecta la salud
La sal causa ataques al corazón, derrames cerebrales, demencia y enfermedad renal.

En este artículo veremos que enfermedades se produce por el alto consumo de la sal.

La sal aumenta la presión arterial. El aumento de la presión arterial (hipertensión) es el principal factor que causa accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca y ataques cardíacos, que son las principales causas de muerte y discapacidad en el Reino Unido. 

También hay evidencia creciente de un vínculo entre el alto consumo de sal y el cáncer de estómago, la osteoporosis, la obesidad, los cálculos renales, la enfermedad renal, la demencia vascular y la retención de agua. La sal también puede exacerbar los síntomas del asma, la enfermedad de Méniere y la diabetes

Pequeñas cantidades de sal son esenciales para nuestra salud. Los adultos necesitan menos de 1 gramo por día y los niños necesitan aún menos. Una estimación estamos comiendo aproximadamente 8.1 gramo de sal por día, mucho más de lo que necesitamos y más que el máximo recomendado de 6 gramos por día, poniéndonos en riesgo nuestra salud. La buena noticia es que la reducción del consumo de sal puede reducir su presión arterial y el riesgo de enfermedades. De hecho, hasta 3 gramos por día, cuanto menor sea el consumo de sal, menor será la presión arterial.




La sal y las enfermedades


Aquí veremos cómo hombres, mujeres y los niños se ven afectados por la sal en su alimentación.

La sal y la Presión sanguínea


La presión arterial es la cantidad de presión que la sangre pone en las paredes de los vasos sanguíneos, y que se bombea alrededor del cuerpo. Ciertos factores como el sobrepeso, la falta de ejercicio y, en particular, una dieta alta en sal puede aumentar su presión arterial, lo que lleva a ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Un tercio de los adultos tienen presión arterial alta, definida como 140/90 mmHg, y muchos ni siquiera saben que lo tienen, ya que no tiene síntomas; si tiene un médico de cabecera será capaz de comprobar como está su presión arterial.

la sal y la presion arterial

Un rango normal de la presión arterial será el comienzo para evitar riesgos de enfermedades por lo que la mayoría de las personas se beneficiarán de bajar la suya. Es un mito que el desarrollo de la presión arterial alta es inevitable a medida que envejece, mantener un bajo consumo de sal, observar lo que come y hacer ejercicio lo mantendrá bajo control.

Un accidente cerebrovascular generalmente ocurre cuando el suministro de sangre al cerebro se corta, reduciendo el flujo de oxígeno al cerebro, causando la muerte de las células.

Hay dos tipos principales de apoplejía:

Accidentes cerebrovasculares isquémicos, cuando un vaso sanguíneo se bloquea, y accidentes cerebrovasculares hemorrágicos, cuando un vaso sanguíneo estalla y sangra en el cerebro.

La presión arterial alta es el factor de riesgo más importante para el accidente cerebrovascular y la sal es el factor principal que eleva la presión arterial, la sal es, por tanto, responsable de muchos de estos accidentes cerebrovasculares. El accidente cerebrovascular no es una parte inevitable del envejecimiento y muchos pueden prevenirse manteniendo la presión arterial bajo control, mediante la reducción de la sal, el ejercicio y la alimentación saludable.

Enfermedad coronaria


La enfermedad coronaria (ECC) es el término utilizado para describir lo que sucede cuando el suministro de sangre del corazón se reduce o se bloquea, lo que conduce a la insuficiencia cardíaca y los ataques al corazón.

la sal y la enfermedad coronaria

Aumento de la presión arterial es un factor de riesgo importante para la cardiopatía coronaria. Hace que las paredes de los vasos sanguíneos se vuelvan gruesas para que los vasos sanguíneos se vuelvan demasiado estrechos y no puedan llevar suficiente sangre al corazón. Con el tiempo esto puede conducir a un engrosamiento del músculo cardíaco, reduciendo la capacidad del corazón para bombear la sangre alrededor del cuerpo, llevando a la insuficiencia cardíaca donde no hay suficiente sangre para llevar alrededor del cuerpo. Las paredes espesadas de los vasos sanguíneos también pueden conducir a la formación de coágulos; Estos coágulos pueden bloquear el suministro de sangre al corazón y causar un ataque al corazón.

Dado que la presión arterial elevada es un factor de riesgo importante para CHD y la sal aumenta la presión arterial, reducir el consumo de sal, perder peso y hacer otros cambios en el estilo de vida puede reducir drásticamente su riesgo.

Cáncer de estómago





Una dieta alta en sal aumenta el riesgo de cáncer de estómago. Un cuarto de los 7000 nuevos casos cada año se puede atribuir a la sal. La bacteria Helicobacter pylori (H. pylori) es el principal factor de riesgo para el cáncer de estómago, ya que puede conducir a la inflamación del estómago, que a su vez puede conducir a úlceras de estómago y cáncer de estómago.

la sal y el cancer al estomago

H. Pylori en el estómago no necesariamente causará daño, sin embargo la sal puede dañar el revestimiento del estómago, haciéndolo más vulnerable a los efectos de H. pylori, y la sal también puede aumentar el crecimiento y la acción de la bacteria haciéndolo más probable los daños. Los hombres están en un riesgo más alto que las mujeres.

Osteoporosis


La osteoporosis es una condición que provoca el adelgazamiento de los huesos, haciéndolos frágiles y propensos a romperse. En el Reino Unido se calcula que 3 millones de personas padecen osteoporosis; 1 en 2 mujeres y 1 en 5 hombres se romperá un hueso después de la edad de 50, principalmente debido a la mala salud ósea.

La mayoría del calcio en el cuerpo se almacena en los huesos. Una dieta alta en sal puede causar que el calcio se pierda de los huesos y se excrete en la orina, haciendo que los huesos sean débiles y fácilmente rompibles. La presión arterial alta causada por una dieta alta en sal puede acelerar la pérdida de calcio de los huesos, empeorando el problema. Las personas mayores corren mayor riesgo de osteoporosis porque los huesos naturalmente se hacen más delgados a medida que envejecemos. Las mujeres posmenopáusicas están particularmente en riesgo de adelgazamiento óseo debido a la caída en la hormona estrógeno que normalmente protege la salud ósea. Sin embargo, hombres, mujeres y niños de todas las edades deben cuidar su salud ósea para evitar la osteoporosis más adelante.

Obesidad


Una cuarta parte de los adultos británicos son obesos y dos tercios son obesos o con sobrepeso. La obesidad está relacionada con numerosas condiciones de salud como la presión arterial alta, diabetes, enfermedad coronaria y apnea del sueño. La sal no causa el aumento pero lo hace estar sediento, éste le lleva a beber más líquidos, si los líquidos son bebidas azucaradas le causarán el aumento de peso porque contienen mucha energía. Este es un problema importante para los niños y adolescentes, ya que un tercio de los líquidos que beben son refrescos azucarados.

Cálculos Renales y Enfermedad Renal.


Los cálculos renales son un problema común, causado por una acumulación de calcio en los riñones. Tanto por un alto consumo de sal y la presión arterial alta puede causar exceso de calcio hacia los riñones en la orina, lo que lleva a una acumulación de calcio y por lo tanto, cálculos renales. Pueden ser muy dolorosos y en algunos casos pueden conducir a enfermedad renal. 

Los riñones controlan el equilibrio de líquidos y la presión arterial controlando la cantidad de líquido perdido de la sangre en la orina. Una dieta alta en sal puede interrumpir la función de los riñones y causar presión arterial alta, esto a su vez pone una tensión en los riñones que conducen a la enfermedad renal. Una dieta alta en sal también puede causar que la enfermedad renal existente avance más rápido. Las personas con enfermedad renal, o en riesgo debido a infecciones persistentes del tracto urinario o enfermedad de Chrohn, deben reducir su consumo de sal para evitar exacerbar la condición.




Demencia vascular


La demencia es una pérdida de la función cerebral que afecta la memoria, el pensamiento, el lenguaje, el juicio y el comportamiento. La demencia vascular es una forma común de demencia. Es causada por un vaso sanguíneo bloqueado en el cerebro que se produce después de un accidente cerebrovascular o una serie de mini accidentes cerebrovasculares; alrededor de una de cada tres personas que tienen un accidente cerebrovascular desarrollan demencia vascular. Un alto consumo de sal aumenta la presión arterial, aumentando el riesgo de accidente cerebrovascular y por lo tanto el riesgo de demencia. Un buen control de la presión arterial es muy importante en la prevención de accidentes cerebrovasculares, por lo que mantener un poco consumo de sal en la juventud junto con un estilo de vida saludable, se puede recomendar como parte de una dieta preventiva.

Retención de agua


Un alto consumo de sal nos lleva a retener agua, hasta 1,5 litros!. Las mujeres que sufren de hinchazón pueden ver un beneficio de la reducción de sal y, más en serio, los pacientes con insuficiencia cardíaca, síndrome nefrótico y cirrosis del hígado, se beneficiarán particularmente en un corte en el consumo de sal.

Asma

El asma es una afección común que afecta a 1 de cada 11 niños y 1 de cada 12 adultos. No se cree que una dieta alta en sal cause de asma, pero algunos estudios han demostrado que puede agravar los síntomas. Si su hijo sufre de asma, reducir su consumo de sal puede ser beneficioso en combinación con los otros tratamientos para el asma.

La enfermedad de Meniere


Méniere es una enfermedad rara que daña el oído y provoca vértigo con náuseas y vómitos, tinnitus y pérdida auditiva. Una dieta alta en sal puede empeorar los síntomas de Méniere, ya que causa retención de líquidos, lo que puede aumentar la presión en el oído interno que causa y empeora los síntomas de Méniere. Se cree que una dieta baja en sal es extremadamente eficaz en el tratamiento de Méniere.

Diabetes


Actualmente hay más de 2,5 millones de personas con diabetes en el Reino Unido. La sal puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes aumentando la presión arterial. Las personas que ya tienen diabetes también pueden beneficiarse de comer menos sal porque mantener la presión arterial en el rango saludable ayuda a reducir el riesgo de las complicaciones a largo plazo para a diabetes.