La ortiga y sus beneficios para la salud

La raíz de ortiga proviene de la planta de ortiga, también conocida como Urtica dioica. 



Con una larga tradición de uso medicinal, la ortiga se usó históricamente para tratar el dolor en las articulaciones y ayudar al cuerpo a eliminar el exceso de agua. En la actualidad, la raíz de ortiga se usa para tratar una variedad de afecciones, pero se asocia con mayor frecuencia para aliviar los síntomas de una próstata agrandada.

La raíz de ortiga se usa más comúnmente de los tallos u hojas de la planta de ortiga, y parece tener diferentes propiedades medicinales. Se puede consumir como un extracto, en cápsula, tableta, té o tintura. En algunos casos, la raíz de ortiga también se puede usar tópicamente como una crema. La raíz de ortiga se puede comprar en forma de píldora en ciertos supermercados y en una gama más amplia de preparados en las tiendas naturistas.



La ortiga y sus beneficios para la salud


Hiperplasia prostática benigna


Más comúnmente usado para tratar la hiperplasia prostática benigna, también conocida como próstata agrandada, la raíz de ortiga puede aliviar los síntomas de esta afección, especialmente cuando se toma en conjunto con otras hierbas medicinales, como la palma enana americana. De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland, la raíz de ortiga puede ayudar a reducir el impulso de orinar constantemente, así como a reducir la cantidad de orina y el goteo posterior a la micción. Pero la raíz de ortiga a diferencia de otros medicamentos, no reduce el tamaño de la próstata; solo proporciona cierto alivio de los síntomas. Una publicación de 2013 del "Diario Médico de la Media Luna Roja Iraní" concluyó que la ortiga aliviaba significativamente los síntomas del agrandamiento de próstata en hombres adultos.

Otros usos y efectos secundarios


La raíz de ortiga a veces se usa para tratar las infecciones del tracto urinario y también para tratar el dolor en los músculos y las articulaciones. Sin embargo, la hoja de ortiga se usa con mayor frecuencia para tratar la osteoartritis, las alergias y la fiebre del heno. Una edición de 2013 de "Fitomedicina" descubrió que la ortiga, incluida la raíz, cuando se extraía en una solución a base de aceite, ayudaba a reducir la inflamación. 

Se indicó un gran potencial para tratar la artritis, pero aún se requieren más estudios. Cuando la planta se consume como alimento, como en el caso de las sopas, se come la hoja de ortiga en lugar de la raíz. Por lo general, se considera que la ortiga es segura para el consumo, pero pueden ocurrir ciertos efectos secundarios, como retención de líquidos, sudoración, diarrea y malestar estomacal.

Complicaciones médicas


Además de los posibles efectos secundarios, la ortiga, como suplemento y como alimento, puede causar efectos secundarios adversos con ciertos medicamentos. Si está tomando anticoagulantes o medicamentos para la presión arterial alta, tenga en cuenta que la ortiga puede afectar la capacidad de coagulación de su sangre, así como también reducir su presión arterial, reduciendo y mejorando los efectos de estos medicamentos, respectivamente. La ortiga también puede aumentar los efectos de los medicamentos para la diabetes, los diuréticos y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. La ortiga puede hacer que sea más difícil para su cuerpo deshacerse del litio como resultado de su efecto diurético. Por último, la ortiga también puede cambiar su ciclo menstrual, lo que puede provocar un aborto espontáneo, por lo que no se recomienda para mujeres embarazadas.

También puedes ver: 

Remedios Caseros para combatir la Fiebre del Heno