COMO PREVENIR EL CÁNCER AL ESTÓMAGO

¿Se puede prevenir el cáncer de estómago? No hay una forma segura de prevenir el cáncer de estómago, pero hay cosas que puede hacer que podrían reducir su riesgo.


Tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de algunos tipos de cáncer de estómago, por lo que alcanzar y mantener un peso saludable podría reducir su riesgo.


Dieta, nutrición, peso corporal y actividad física.

Hacer actividad física regularmente también puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de estómago.

Además de los posibles efectos sobre el riesgo de cáncer de estómago, mantener un peso saludable y mantenerse activo también puede tener un efecto sobre el riesgo de varios otros tipos de cáncer y problemas de salud.

COMO PREVENIR EL CÁNCER AL ESTÓMAGO


  • Una dieta rica en frutas y verduras frescas probablemente también reduce el riesgo de cáncer de estómago.

Las frutas cítricas (como las naranjas, los limones y la toronja) pueden ser especialmente útiles, pero la toronja y el jugo de toronja pueden cambiar los niveles sanguíneos de ciertos medicamentos que toma, por lo que es importante hablar de esto con su equipo de atención médica antes de agregar toronja a su dieta .


La American Cancer Society recomienda que las personas sigan un patrón de alimentación saludable, que incluye una variedad de frutas y verduras coloridas y granos integrales, y evita o limita las carnes rojas y procesadas, las bebidas azucaradas y los alimentos altamente procesados.

  • El consumo de alcohol probablemente aumenta el riesgo de cáncer de estómago, por lo que evitar o limitar el alcohol podría reducir su riesgo.

Para más información sobre la dieta, el peso corporal, la actividad física y el consumo de alcohol, consulte la Guía de la Sociedad Estadounidense del Cáncer para la dieta y la actividad física para la prevención del cáncer.

Los estudios que han analizado el uso de suplementos dietéticos para reducir el riesgo de cáncer de estómago han tenido resultados mixtos hasta ahora.

Algunos estudios han sugerido que las combinaciones de suplementos antioxidantes (vitaminas A, C y E y el selenio mineral) podrían reducir el riesgo de cáncer de estómago en personas con una nutrición deficiente. Pero la mayoría de los estudios que analizan a personas que tienen una buena nutrición no han encontrado ningún beneficio al agregar píldoras de vitaminas a su dieta. Se necesita más investigación en esta área.

Aunque algunos estudios pequeños sugirieron que beber té, particularmente el té verde, puede ayudar a proteger contra el cáncer de estómago, la mayoría de los estudios grandes no han encontrado ese vínculo.

  • Evitar el consumo de tabaco.

El consumo de tabaco puede aumentar el riesgo de cáncer de estómago proximal (la porción del estómago más cercana al esófago). El consumo de tabaco aumenta el riesgo de muchos otros tipos de cáncer y es responsable de aproximadamente un tercio de todas las muertes por cáncer en los Estados Unidos. Si no usa tabaco, no comience.


Tratamiento de la infección por H. pylori

Todavía no está claro si las personas cuyos revestimientos estomacales están infectados crónicamente con la bacteria H pylori pero que no tienen ningún síntoma deben ser tratados con antibióticos. Este es un tema de investigación actual. Algunos estudios iniciales han sugerido que administrar antibióticos a personas con infección por H pylori podría reducir la cantidad de lesiones precancerosas en el estómago y reducir el riesgo de desarrollar cáncer de estómago. Pero no todos los estudios han encontrado esto. Se necesita más investigación para asegurarse de que esta sea una forma de prevenir el cáncer de estómago en personas con infección por H. pylori.

Si su médico cree que podría tener infección por H pylori, hay varias formas de evaluar esto:

La forma más simple es un análisis de sangre que busca anticuerpos contra H. pylori. Los anticuerpos son proteínas que el sistema inmunitario del cuerpo produce en respuesta a una infección. Un resultado positivo de la prueba de anticuerpos contra H pylori puede significar que está infectado con H pylori o que tuvo una infección en el pasado que ahora se ha eliminado.

Otro enfoque es someterse a un procedimiento de endoscopia (ver Pruebas para el cáncer de estómago) para tomar una muestra de biopsia del revestimiento del estómago. Esta muestra se puede usar para pruebas químicas para este tipo de bacterias. Los médicos también pueden identificar H pylori en muestras de biopsia observadas con un microscopio. La muestra de biopsia también se puede cultivar (colocar en una sustancia que promueve el crecimiento bacteriano) para ver si H pylori crece fuera de la muestra.

También hay una prueba de aliento especial para la bacteria. Para esta prueba, usted toma un líquido que contiene urea. Si H pylori está presente, cambiará químicamente la urea. Luego se analiza una muestra de su aliento para detectar estos cambios químicos.

  • Uso de aspirina

El uso de aspirina u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno o el naproxeno, parece reducir el riesgo de cáncer de estómago. Estos medicamentos también pueden reducir el riesgo de desarrollar pólipos en el colon y cáncer de colon. Pero también pueden causar hemorragias internas graves (e incluso mortales) y otros riesgos potenciales para la salud en algunas personas.

La mayoría de los médicos consideran que cualquier riesgo reducido de cáncer es un beneficio adicional para los pacientes que toman estos medicamentos por otros motivos, como para tratar la artritis. Pero los médicos no recomiendan habitualmente tomar AINE específicamente para prevenir el cáncer de estómago. Los estudios aún no han determinado para qué pacientes los beneficios de reducir el riesgo de cáncer superarían los riesgos de complicaciones hemorrágicas.

Para personas con mayor riesgo
Se sabe que solo un pequeño porcentaje de los cánceres de estómago son causados por el síndrome de cáncer gástrico difuso hereditario. Pero es muy importante reconocerlo, porque la mayoría de las personas que heredan esta afección eventualmente contraen cáncer de estómago. Un historial personal de cáncer de mama lobular invasivo antes de los 50 años de edad, además de tener familiares cercanos que han tenido cáncer de estómago sugiere que podrían estar en riesgo de tener este síndrome. Estas personas pueden hablar con un profesional en genética acerca de hacerse pruebas genéticas. Si las pruebas muestran que la persona tiene una mutación (cambio anormal) en el gen CDH1, muchos médicos recomendarán que se les extirpe el estómago antes de que se desarrolle el cáncer. Otro síndrome de cáncer hereditario con un mayor riesgo de cáncer de estómago es el síndrome de Lynch.